Entretenimiento

9 Maneras de Ahorrar Dinero en Servicios de Streaming en 2021

Nos encanta el streaming, pero a nadie le gusta cuadrar las tarifas, especialmente cuando los precios suben inesperadamente. Si estás cansado de ver esas cuotas mensuales aparecer en tu cuenta una y otra vez, hay estrategias que puedes utilizar para reducir los costes de los servicios de streaming. Estas son las opciones más efectivas que hemos encontrado para reducir esas facturas sin dejar de obtener ese dulce contenido de streaming.

1. Reducir la resolución / calidad

Muchos servicios de streaming ofrecen una variedad de niveles a diferentes precios, por lo que a menudo se puede ahorrar dinero sacrificando un poco de calidad y bajando un nivel o dos. Netflix es un excelente ejemplo: El nivel Estándar (13,99 $) añade resolución HD, y el nivel Premium (17,99 $) ofrece Ultra HD, pero si ves principalmente en dispositivos móviles o no te importa la resolución (que también puede consumir los límites de datos de Internet), entonces puedes ahorrar varios dólares al mes bajando al nivel Básico (8,99 $).

Otros servicios pueden funcionar de forma similar, ofreciendo niveles superiores con mejor resolución, más contenido o planes familiares. Si eso no es necesario en tu vida de streaming, baja a un plan más económico para ahorrar.

2. Elije los niveles de servicio basados en la publicidad

Busca también planes de streaming que reduzcan el precio de tu plan si eliges una versión con anuncios. Hulu, por ejemplo, ofrece deshacerse de los anuncios a cambio de un precio más alto, pero no es necesario para disfrutar de ningún contenido de Hulu, por lo que es una forma eficaz de ahorrar al elegir los planes. Aplicaciones como Peacock TV, de la NBC, ofrecen incluso la transmisión gratuita si estás dispuesto a aceptar pausas publicitarias periódicas.

3. Saltar la televisión en directo

Evita pagar por extras como la televisión en directo, o busca servicios que te permitan pagar a la carta por los eventos en directo que te interesen específicamente. La televisión en directo no suele ser necesaria en los servicios de streaming, a no ser que tengas que ver los partidos en directo de tus ligas deportivas favoritas, y si ese es el caso, te sugerimos que inviertas en una antena de televisión digital para captar las señales de los canales locales de forma gratuita.

4. Consolidar en paquetes

La mayoría de los servicios de streaming ofrecen paquetes que te permiten combinar servicios de streaming y ahorrar dinero pagándolos juntos, una opción ideal si haces malabares con varias opciones de streaming para conseguir lo que quieres.

Por ejemplo, Disney es propietaria de Hulu, Disney+ y ESPN+, por lo que ofrece una excelente oferta para conseguir los tres por 14 dólares al mes. Apple TV+ ofrece un gran descuento si también se contrata CBS All Access y Showtime. Amazon Prime te permite pagar una tarifa con descuento si quieres añadir Cinemax o HBO Max. ¿Sólo quieres HBO Max y Hulu? También hay un paquete para eso. Lo más probable es que encuentres un paquete que se adapte a tus hábitos de streaming.

 

5. Busca descuentos para estudiantes

¿Sabías que una gran variedad de servicios de streaming tienen descuentos para estudiantes? No es algo que se te ocurra buscar, pero te sorprenderá gratamente lo mucho que puedes ahorrar: Hulu, por ejemplo, ofrece a los estudiantes universitarios servicios de streaming por sólo 2 dólares al mes. HBO ha tenido descuentos para estudiantes en el pasado y vale la pena echarle un ojo si estás en la universidad. YouTube Premium y otros servicios similares también tienen descuentos para estudiantes que puedes aprovechar.

6. Encuentre un acuerdo con otros servicios

No te olvides de consultar a AT&T, Verizon, T-Mobile y otros operadores importantes para ver si tienen alguna oferta actual para conseguir servicios de streaming. Por ejemplo, si contratas el plan ilimitado adecuado de AT&T, podrás obtener HBO Max gratis. Si encuentras una oferta que te interese, haz algunos cálculos y comprueba si puedes ahorrar dinero renunciando a un servicio y actualizando tu plan de teléfono o comprando un nuevo dispositivo para conseguirlo gratis.

7. Salto entre pruebas gratuitas

Los servicios de streaming tienen pruebas gratuitas que suelen durar una o dos semanas. En nuestro mundo de atracones, es tiempo más que suficiente para ponerte al día con tu programa favorito o ver el contenido original que tenías pendiente. Dado que la cancelación de la suscripción de streaming rara vez conlleva una penalización, esto permite a los usuarios inscribirse, darse un atracón de lo que quieran y cancelarlo. Esta estrategia te permite saltar de un servicio de streaming a otro, cogiendo lo que quieres ver gratis, y luego cancelando y esperando a que se acumule una nueva temporada o más contenido antes de repetir.

El inconveniente es que esto no funciona si no puedes darte un atracón, no es una estrategia muy amigable para ver con los seres queridos y no funciona si los nuevos episodios se estrenan semanalmente. Pero si no te importa la gestión del tiempo, puedes ver todo lo que quieras sin pagar nada.

8. Utilice una aplicación de seguimiento de facturas como Truebill

Las aplicaciones de control de pagos como Truebill (disponible en en iOS y en Android)) te ayudan a gestionar los gastos y a hacer un seguimiento de todas tus suscripciones. También pueden vigilar las suscripciones que puedas estar pagando sin saberlo desde tu cuenta o los aumentos inesperados de las cuotas de suscripción. Si has gestionado muchas aplicaciones de streaming a lo largo de los años, puede valer la pena conseguir una aplicación de seguimiento de facturas y asegurarte de que no estás pagando ninguna cuota sorpresa innecesariamente.

9. Encontrar la tarjeta de crédito adecuada

Las tarjetas de crédito ofrecen diferentes opciones de ahorro para gastar en cosas específicas, como gasolina, comestibles o dispositivos Apple. También hay una serie de tarjetas que te devuelven dinero por las tarifas de los servicios de streaming, como la tarjeta Blue Cash Preferred de American Express o la tarjeta Propel American Express de Wells Fargo.

Estas tarjetas están sujetas a muchas condiciones, por lo que es importante investigar y comparar los ahorros de las tarjetas de crédito actuales con los que podrías obtener con una nueva tarjeta (más las tasas de cancelación asociadas, etc.). Pero en la situación adecuada, ésta podría ser una forma eficaz de ahorrar en tus suscripciones a lo largo del tiempo.

 

Acerca del Autor

Andres

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario