Como Hacerlo PC & Software

Cómo Formatear una Unidad Desde el Explorador de Archivos en Windows 11

Cuando se formatea una unidad en Windows 11, se borran los datos existentes en la unidad y se prepara para otras tareas. Cuando se conecta una unidad, ya sea interna o externa, es importante formatearla. Esto le permite limpiar el disco duro de cualquier archivo innecesario y de posibles programas maliciosos. Formatear una unidad también es una forma excelente de comprobar rápidamente si la unidad funciona correctamente o no.

El proceso de formateo también le ayuda a asegurarse de que la unidad utiliza la configuración correcta para su PC para evitar cualquier problema de compatibilidad. Siempre que formatees una unidad, ya sea una unidad de estado sólido o un disco duro clásico, podrás elegir un sistema de archivos compatible como NTFS, FAT32 o exFAT.

A continuación se explica cómo formatear una unidad mediante el Explorador de archivos en Windows 11.

Cómo formatear una unidad en Windows 11

Nota: Al formatear una unidad se borran todos los datos que contiene. Asegúrese de hacer una copia de seguridad de los archivos y carpetas importantes antes de comenzar el proceso de formateo.

Para empezar, asegúrese de que el disco que desea formatear está conectado y es reconocido por Windows 11. A continuación, haz clic con el botón derecho del ratón en Inicio y haz clic en Explorador de archivos en el menú que aparece.

También cabe destacar que puedes abrir el Explorador de archivos haciendo clic en el icono de la carpeta en la barra de tareas.

Cuando se abra el Explorador de archivos, haga clic en Este equipo en la columna de la izquierda. Haga clic con el botón derecho del ratón en la unidad que desea formatear en la sección Dispositivos y unidades, y luego haga clic en Formato en el menú contextual que aparece.

Opciones de formato

A continuación, elija entre las siguientes opciones del menú Formato para formatear su unidad:

  • Capacidad: La capacidad máxima de datos del disco duro una vez formateado. Tenga en cuenta que el proceso de formateo ocupa algo de espacio en la unidad.
  • Sistema de archivos: Representa la estructura de datos que define cómo se almacenan los datos en una unidad. Hay tres sistemas de archivos para elegir: FAT32, NTFS y exFAT. Utilice este último si piensa utilizar la unidad en macOS y Windows. Para Windows 10/11, utilice el sistema NTFS. FAT32 tiene un límite de 4 GB y no es óptimo en los entornos informáticos modernos. Los usuarios de Mac deberían elegir exFAT en su lugar.
  • Tamaño de la unidad de asignación: El tamaño de la unidad, también conocido como «tamaño del clúster», está establecido por defecto en 4 Kilobytes para NTFS, que es un bloque pequeño. Ajustar esto era algo que los usuarios hacían en la época en la que todo lo que teníamos eran discos duros toscos y lentos. Hoy en día, puedes mantenerlo en el valor por defecto sin problemas.
  • Etiqueta de volumen: La etiqueta del volumen es simplemente el nombre que quieres asignar a la unidad. Después de formatear, verá el nombre de la unidad en el Explorador de archivos.
  • Opciones de formato: Un formato rápido realiza un formato de alto nivel, pero sólo borra la tabla del sistema de archivos y la carpeta raíz. Esto significa que los datos siguen estando en la unidad y pueden recuperarse. Sin embargo, a medida que se utiliza la unidad, los datos sobrantes se sobrescriben. Si realiza un formato completo (que lleva más tiempo), Windows buscará los sectores defectuosos y escribirá ceros en cada uno de ellos, eliminando todos los datos y haciéndolos irrecuperables. La opción es suya, pero probablemente querrá hacer un formato completo en una unidad que contenga muchos datos sensibles y personales.

Continuar formateando la unidad

Una vez que haya hecho sus selecciones de formato, pulse el botón Inicio en la ventana Formato.

A continuación, aparecerá un mensaje de advertencia que le informará de que todos los datos se eliminarán. De nuevo, asegúrate de que los datos de la unidad que necesitas están respaldados.

Cuando estés listo, haz clic en Aceptar para comenzar el proceso.

Verás una barra de progreso durante el proceso de formateo. La cantidad de tiempo que se tarda varía en función del tamaño de la unidad, la cantidad de datos que contenga y si eliges formatear la unidad rápidamente o no.

Cuando el proceso de formateo haya finalizado, aparecerá un mensaje: haz clic en Aceptar para confirmar.

Uso de la unidad formateada en Windows 11

Los pasos anteriores deberían haberle ayudado a formatear con éxito una unidad en Windows 11.

En este punto, la unidad está lista para su uso: los datos existentes se han borrado y puede empezar a reutilizarla. Puede abrir el Explorador de archivos > Este equipo y ver la nueva unidad en la sección Dispositivos y unidades.

Si tiene problemas con Windows 11, puede decidir crear una unidad USB de arranque de Windows 11 para solucionarlo. Después de crear una unidad de arranque, puede realizar una instalación limpia de Windows 11 para restaurar su PC.

Acerca del Autor

Mariana Romero

Mariana Romero es editora de MentePrincipiante y se ocupa de principalmente de la sección software, aplicaciones y noticias. Tiene más de seis años de experiencia en múltiples publicaciones, así como escribiendo reseñas y artículos sobre cómo hacerlo en temas como software, hardware, juegos, electrónica, movil, aplicaciones, entre otros.

Antes de convertirse en redactora oficial, Mariana empezó en nuestro equipo como invitada. Su gran talento y dedicación hizo que se uniera a nuestro equipo rápidamente.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario