Noticias & Actualidad

GeoComply Amplía la Detección de «Piratería» de VPNs Bloqueando las Direcciones IP Residenciales

 

El servicio de detección de VPN GeoComply ayuda a los titulares de derechos y a las plataformas de streaming a prohibir los denominados «geopiratas», usuarios que se saltan las restricciones geográficas mediante herramientas online. Dado que algunos proveedores de VPN utilizan direcciones IP residenciales para eludir dichas restricciones, GeoComply ahora también las bloquea. La empresa la califica de tecnología revolucionaria.

Los servicios VPN son una herramienta útil para proteger la privacidad en línea de los internautas. Además, también pueden ayudar a eludir las restricciones geográficas.

Esto último puede ser útil si la gente quiere acceder a la biblioteca de contenidos de un servicio de streaming en otro país. Aunque esto suele ir en contra de las condiciones del servicio, algunas VPN anuncian abiertamente esta función.

Bloqueo de la geopiratería

El tema de la «geo-piratería» no es nuevo. Netflix empezó a bloquear a los usuarios de VPN por esta misma razón hace siete años y otros proveedores de streaming han tomado medidas similares. Estas contramedidas son eficaces, pero están lejos de ser perfectas.

Los servicios de VPN se las han arreglado para sortear estos bloqueos de varias maneras. La mayoría mantiene los detalles técnicos en secreto, pero es de sobra conocido que algunos utilizan direcciones IP residenciales como proxies, para que parezca que los usuarios de VPN son abonados habituales de los ISP.

Estas direcciones IP residenciales se utilizan para establecer la conexión con el servicio de streaming y, como normalmente no están asociadas a una VPN, pueden eludir eficazmente las listas de bloqueo tradicionales.

GeoComply bloquea las IP residenciales

Los titulares de derechos y los proveedores de streaming son conscientes de este truco, pero es difícil hacer algo al respecto. Esta semana, sin embargo, el servicio de ciberseguridad y detección de VPN GeoComply ha ofrecido una solución. La empresa anunció una «tecnología pionera en la industria» para los proveedores de streaming que «estrecha la red alrededor de los espectadores piratas».

«La nueva mejora tecnológica de GeoGuard permite a los proveedores de streaming bloquear el creciente número de usuarios de VPN que falsean su ubicación utilizando direcciones IP residenciales secuestradas», escribe la empresa en un comunicado de prensa.

GeoComply utiliza el término de direcciones IP «suplantadas», que merece algún matiz. En realidad, estas direcciones suelen pertenecer a usuarios de VPNs o proxies gratuitos que permiten revender sus conexiones a terceros. Este derecho de reventa suele estar oculto en la letra pequeña de los acuerdos de términos de servicio, que la mayoría de la gente no lee.

«Los proveedores de VPN gratuitas se benefician de la venta de las direcciones IP residenciales secuestradas al mejor postor, normalmente un proveedor de servicios VPN premium ‘indetectables’. Estos servicios dan a los suscriptores la posibilidad de falsificar su ubicación utilizando las direcciones secuestradas», señala GeoComply.

Por ejemplo, los usuarios del servicio gratuito Hola VPN aceptan que sus conexiones sean utilizadas por Bright Data, que ofrece acceso a direcciones IP residenciales a terceros. Esto lleva ocurriendo ya varios años, pero la mayoría de los usuarios simplemente no son conscientes de ello.

GeoComply informa de que su servicio GeoGuard puede ahora detectar estas direcciones IP residenciales «secuestradas», lo que debería dificultar que los servicios de VPN eludan las medidas de bloqueo.

«Para combatir este problema, ahora podemos detectar con precisión a los usuarios que acceden a servicios de streaming utilizando direcciones IP residenciales secuestradas para ayudar a mantener los modelos de licencias territoriales de los que dependen nuestros clientes», afirma James Clark, de GeoComply.

¿Bloqueo excesivo?

Según GeoComply, se calcula que unos 200 millones de usuarios de Internet son «víctimas del abuso de IPs residenciales». Eso implica que hay un mercado enorme para su nueva capacidad de bloqueo, pero también hay que tener en cuenta las desventajas.

Bloquear las direcciones IP residenciales significa que las «víctimas» que no lo saben también pueden verse bloqueadas por los servicios de streaming, aunque no estén haciendo nada malo. Esto es lo que vimos anteriormente cuando Netflix amplió demasiado su capacidad de bloqueo de VPN.

TorrentFreak se puso en contacto con GeoComply, que informó que su servicio puede diferenciar entre los usuarios de VPN que utilizan direcciones IP residenciales «secuestradas» y el propietario real de esta dirección. Aunque nunca se pueden descartar completamente los errores, esto debería minimizar el sobrebloqueo.

En definitiva, está claro que GeoComply se toma el bloqueo de VPNs muy en serio. Además de desplegar estas nuevas capacidades de bloqueo, la empresa ha solicitado recientemente al Gobierno de Estados Unidos que las herramientas de detección de VPN sean una medida obligatoria de protección de los derechos de autor en virtud de la DMCA.

Acerca del Autor

Redacción MP

Redacción MP es el equipo de redacción de MentePrincipiante.com, un equipo conjunto que te llevará las últimas noticias sobre tecnología, ciencia, derechos de autor, privacidad y todo lo relacionado con la libertad de expresión en internet.

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario