Noticias & Actualidad

Piratas Liberan Juegos de Battle.net para Enviar un Mensaje a Activision Blizzard

Blizzless Project, un grupo de hacking, cracking y piratería ha lanzado versiones especiales de Starcraft: Remastered, Warcraft III: Reforged y Diablo II: Resurrected, que permiten jugar sin conexión a Battle.net. En lo que parece ser un mensaje a Activision Blizzard, el equipo sugiere que corregirá lo que la compañía ha estado haciendo mal.

Cuando los videojuegos empezaron a salir al mercado hace más de 40 años, los presupuestos eran bajos, las expectativas eran escasas y los clientes se contentaban con facilidad.

El mercado actual ha tomado todo eso y le ha dado la vuelta. Impulsado por el tipo de presupuestos de que disponen los cineastas y enfrentado a una competencia masiva, el negocio de los videojuegos abandonó hace tiempo sus raíces de codificación en el dormitorio.

En muchos aspectos, eso es claramente algo bueno, pero en otros, no tanto.

Los jugadores de hoy en día pueden encontrarse con la experiencia de tratar con las empresas, especialmente cuando sus preocupaciones se perciben como menos importantes que los beneficios de la empresa. La mayoría no puede hacer nada al respecto si quiere seguir jugando, pero todavía es posible que una pequeña minoría haga el suficiente ruido como para hacerse notar.

El proyecto Blizzless (Blizzless Project) rompe los grilletes del juego

Después de que los juegos vía LAN proporcionara el impulso, los juegos en internet era la progresión lógica que la mayoría de los jugadores deseaban. Por otro lado, la progresión lógica para muchos desarrolladores era utilizar la mayor conectividad como una forma de conceder o denegar el acceso a los juegos, al tiempo que controlaban, exprimían y extraían datos de sus clientes.

Todas estas cosas y más son citadas por el Proyecto Blizzless como motivaciones para sus recientes acciones.

Desde hace unos días, Blizzless -un grupo que se cree que procede de Rusia- ha empezado a publicar versiones modificadas de juegos clásicos de Blizzard. Starcraft: Remastered, Warcraft III: Reforged y Diablo II: Resurrected se pusieron a disposición a través del canal de Discord del grupo, sin el requisito obligatorio de que los juegos mantuvieran una conexión con Battle.net.

«El Proyecto Blizzless es un proyecto para eliminar las restricciones en los productos clásicos de una conocida compañía, impuestas por la vinculación a su red de los servidores», reza un comunicado del Proyecto Blizzless.

«Nuestro equipo ve el objetivo en el desarrollo de servidores alternativos para poder utilizar los productos adquiridos sin restricciones, sin recoger datos personales (telemetría) y tras la finalización del soporte».

Es probable que el equipo reciba el rechazo de Activision Blizzard

La idea de liberar juegos de Battle.net no es nueva. En marzo de 1998, el paquete de emulación ‘bnetd’ llegó a la escena de StarCraft. Inicialmente llamado ‘StarHack’, el proyecto de ingeniería inversa pronto tuvo problemas tras recibir una carta de cese y desistimiento de la Asociación de Editores de Software.

El desarrollador Mark Baysinger abandonó el proyecto a finales de ese año, pero como el proyecto era de código abierto bajo la Licencia Pública General GNU, sobrevivió lo suficiente como para ser demandado por Blizzard. El caso fue una de las primeras pruebas de las disposiciones contra la elusión de la DMCA y, a pesar del apoyo de la EFF, los desarrolladores fueron ampliamente derrotados.

A Blizzless parece no importarle la jurisprudencia, pero liberar estos títulos de Battle.net es sólo uno de sus muchos motivos.

Si nos quitan los juegos, los recuperamos

Entre los muchos agravios señalados por Blizzless, la idea de que los juegos puedan comprarse y luego retirarse por capricho será la más familiar para los jugadores. Junto con el lanzamiento de Warcraft III: Reforged, Blizzard obligó a todos los jugadores que utilizaban la versión de Battle.net de Warcraft III a actualizarse al cliente Reforged. La compañía cerró entonces los servidores del juego original.

Blizzless también está descontenta con el trato que han recibido los jugadores rusos y bielorrusos en respuesta a las acciones de sus gobiernos en Ucrania.

«Los acontecimientos en todo el mundo han demostrado que el acceso a los productos puede ser fácilmente denegado debido a tu nacionalidad y al lugar donde vives», señala el grupo, y añade que el lema «Cada voz importa» no es ahora más que un vestigio.

Por último, y tal vez con un ojo puesto en cómo ‘bnetd’ sobrevivió más de lo esperado hace dos décadas, Blizzless dice que la apertura de su trabajo podría ser posible en el futuro.

«Planeamos liberar parte de nuestro código fuente cuando terminemos para que la comunidad pueda explorarlo y utilizarlo», dice el grupo. Teniendo en cuenta lo anterior, sería un poco hipócrita no hacerlo.

Acerca del Autor

Andrés Villanueva

Fundador de MentePrincipiante, Andrés es apasionado de la tecnología y de todo lo que tiene un botón de encendido, pasa la mayor parte de su tiempo desarrollando nuevas habilidades y aprendiendo más sobre el mundo de la tecnología.

Con una sólida experiencia en la construcción de PCs y en el desarrollo de software, y con una completa experiencia en dispositivos táctiles, ¡está constantemente atento a lo último y lo mejor!

Agregar un Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario