Como Hacerlo PC & Software

¿Windows 11 No Funciona Después de la Actualización? 12 Soluciones (Arreglos)

Después de instalar una actualización acumulativa de Microsoft a través de Windows Update, es posible que su sistema sea inestable o completamente inutilizable. Hay varias razones por las que esto puede suceder, pero muchas de las correcciones son las mismas, independientemente de la causa.

Si Windows 11 no funciona después de una actualización, puedes probar estas soluciones.

1. Reinicie su PC

Después de tomar una actualización, su PC normalmente se reiniciará automáticamente o en el momento que usted elija usando Horas Activas. En ocasiones, una actualización no se instala completamente, incluso después de reiniciar la primera vez. Es posible que tenga que reiniciar Windows 11 manualmente para resolver el problema.

Para reiniciar, haga clic con el botón derecho del ratón en el botón Inicio y haga clic en Apagar o cerrar sesión > Reiniciar. Durante el reinicio, debería ver un mensaje de que Windows está aplicando la actualización. Inicie la sesión después, su sistema debería volver a funcionar en este momento.

2. Desinstalar la actualización

Si encuentra que Windows 11 está actuando después de una actualización reciente, una cosa que puede hacer es desinstalarla. Al eliminar la actualización, Windows tendrá otra oportunidad para instalarla correctamente, o puede retrasar la instalación de la nueva actualización hasta que identifique el problema con ella.

Para desinstalar una actualización acumulativa en Windows 11, pulse el menú Inicio y pulse Configuración. Desde allí, pulse Windows Update > Historial de actualizaciones > Desinstalar actualizaciones.

Selecciona la actualización más reciente, que aparece con valores de ID como (KB5005537). Cuando estés listo, pulsa el botón de Desinstalar.

Siga las instrucciones adicionales que aparecen en pantalla para completar el proceso, y luego reinicie su PC.

3. Ponga en pausa las actualizaciones

Una vez que haya eliminado una actualización problemática, debería pausar temporalmente las Actualizaciones de Windows 11. De este modo, tendrás tiempo para que Microsoft publique una solución o para que encuentres una solución viable.

Para pausar las actualizaciones, pulse Inicio > Configuración. En el menú Configuración, pulse Windows Update > Pausar actualizaciones, y luego haga clic en el botón Pausar. Puedes elegir pausar las actualizaciones durante un periodo de entre una y cinco semanas.

4. Vuelva a instalar la actualización

Si estás seguro de que la actualización con errores está solucionada, puedes intentar instalar las actualizaciones manualmente.

Para ello, ve a Inicio > Configuración > Windows Update y haz clic en el botón Buscar actualizaciones. Instala la(s) actualización(es) disponible(s) y reinicia tu máquina.

5. Ejecute el solucionador de problemas de Windows Update

Es posible que aparezca un mensaje de error cuando intente actualizar su PC. Este error vendrá con un valor de identificación compuesto por una selección aleatoria de letras y números, como «Error de instalación – 0x800f0831» o similar. Si no puedes encontrar una solución a este mensaje de error específico con una rápida búsqueda en Google, intenta ejecutar el Solucionador de problemas de Windows Update.

Ve a Inicio > Configuración > Sistema > Solucionar problemas > Otros solucionadores de problemas y haz clic en el botón Ejecutar de Windows Update.

El asistente de solución de problemas intentará encontrar y resolver los problemas de Windows Update. Una vez finalizado el análisis, vuelva a comprobar si hay actualizaciones.

6. Desactive su software antivirus

Si utiliza una solución antivirus de terceros y no la suite de seguridad integrada de Windows, es posible que tenga problemas raros con las actualizaciones. Aunque este tipo de software no debería interferir con los procesos del sistema de Windows, a veces ocurre.

Intenta desactivar el software antivirus de terceros temporalmente mientras instalas las actualizaciones. Cada paquete de software varía, por lo que tendrá que consultar el sitio web del proveedor de software antivirus para determinar cómo hacerlo.

Aunque es muy poco probable, también puedes desactivar temporalmente la protección en tiempo real de Windows Security si sospechas que está bloqueando las actualizaciones para que se instalen correctamente. No obstante, te recomendamos que vuelvas a activar la protección inmediatamente una vez que hayas terminado.

7. Buscar malware

Los virus, el malware y otros elementos digitales pueden impedir que su PC con Windows funcione correctamente. Esto incluye procesos importantes del sistema como Windows Update.

Si está seguro de que el antivirus que utiliza no es el problema, utilice su solución antivirus o antimalware para buscar infecciones en su PC. Si tu PC tiene un virus o una infección de malware, tendrás que resolverlo antes de intentar cualquier otra cosa.

En Windows 11, haz clic en el botón Inicio y escribe Windows Security, luego selecciona el resultado de la búsqueda superior. A continuación, ve a Protección contra virus y amenazas > Análisis rápido.

Para realizar un análisis completo, vaya a Protección contra virus y amenazas > Opciones de análisis y elija el tipo de análisis que desea realizar. Por ejemplo, tiene la oportunidad de ejecutar un análisis completo de su PC, realizar un análisis personalizado de determinados archivos o carpetas, o ejecutar un análisis a nivel de arranque sin conexión.

Tenga en cuenta que un análisis completo y los análisis sin conexión de Microsoft Defender tardan más, pero pueden identificar y eliminar el malware que está enterrado en lo más profundo de su sistema.

8. Ejecute DISM

Windows Update no es perfecto. Si una actualización se interrumpe de alguna manera, o la propia actualización tiene errores, su instalación de Windows podría corromperse.

Puede reparar su instalación manualmente. El primer paso es ejecutar la herramienta Deployment Image Service and Management (DISM) en su PC. DISM crea una nueva imagen del sistema, dándole una copia local de los archivos de Windows que puede utilizar para reparar su instalación utilizando la herramienta System File Checker (explicada más adelante).

Para ejecutar DISM, haga clic con el botón derecho del ratón en el menú Inicio y seleccione Terminal de Windows (Administrador). En la nueva ventana de Terminal, introduzca el siguiente comando y pulse Intro:

DISM /Online /Cleanup-Image /RestoreHealth

9. Ejecute el Comprobador de Archivos de Sistema (SFC)

Una vez que haya ejecutado la herramienta DISM y haya actualizado su fuente local de archivos de sistema de Windows, deberá ejecutar la herramienta System File Checker (o SFC). Esta herramienta analiza su instalación de Windows en busca de archivos corruptos y los resuelve automáticamente, utilizando la imagen creada por DISM como fuente de archivos actualizada.

Para ejecutar el SFC, haga clic con el botón derecho del ratón en el botón Inicio y seleccione la opción Terminal de Windows (Administrador). Haga clic en Sí si aparece el cuadro de diálogo UAC.

A continuación, cuando se abra el terminal, copie y pegue el siguiente comando y pulse Intro:

sfc /scannow

Este proceso puede tardar un rato. Cuando termine, reinicie su PC y compruebe si se ha solucionado el problema de actualización de Windows.

10. Arrancar en modo seguro y solucionar problemas

Si Windows 11 no funciona después de una actualización, es posible que tenga que iniciar el modo seguro. El modo seguro sólo cargará lo necesario para que Windows funcione. No carga los controladores de las tarjetas gráficas o de sonido y limita los servicios de inicio al mínimo necesario para que su PC pueda arrancar.

Este entorno le da más capacidad para reducir un problema. Por ejemplo, un componente recientemente instalado en su PC podría entrar en conflicto con una nueva actualización.

Para arrancar en modo seguro, pulse Inicio > Encendido. Mantenga pulsada la tecla Shift de su teclado y haga clic en Reiniciar al mismo tiempo. El PC cargará el entorno de Recuperación Avanzada.

Haz clic en Solucionar problemas > Configuración de inicio > Reiniciar para continuar. A continuación, tendrás que elegir cómo quieres arrancar en modo seguro, lo que incluye opciones para arrancar con o sin red. También puedes elegir arrancar con un escritorio básico que muestre una ventana de símbolo del sistema.

11. Reiniciar Windows 11

Si te has quedado sin ideas, puede que sea el momento de restablecer tu PC. Puedes restablecer tu instalación de Windows 11 para restaurar su configuración de fábrica.

Tendrás la opción de conservar tus archivos personales, pero se eliminarán las aplicaciones y la configuración. También puedes decidir borrar todo y empezar de nuevo con una instalación de Windows completamente nueva.

Cuando decidas reinstalar tu PC, también se te darán opciones para elegir tu fuente preferida de archivos de instalación de Windows.

La opción de Descarga en la nube descarga una nueva copia de Windows 11 desde los servidores de Microsoft antes de reinstalarlo. La opción de Reinstalación local reinstala Windows 11 desde una fuente secreta de archivos de instalación de Windows ocultos en la unidad local de su dispositivo. También restaura cualquier software OEM que venga con el PC.

12. Realice una instalación limpia de Windows 11

Si nuestros otros consejos no funcionan, siempre puede realizar una instalación limpia de Windows 11. Puede intentar esto si sospecha que hay un fallo de hardware (como un disco duro que falla), por ejemplo. Una vez que haya reparado o sustituido el hardware de su PC, puede volver a instalar Windows 11 con una instalación limpia.

Realizar una instalación limpia debe considerarse un «último recurso», pero le permite empezar de nuevo. Asegúrese de tener una unidad de instalación de Windows 11 USB de arranque o una unidad de recuperación de Windows 11 USB primero, y luego arranque en el entorno de Recuperación avanzada.

Manteniendo Windows 11 actualizado

Si Windows 11 no funciona después de una actualización, no se asuste. Con suerte, una de las soluciones anteriores le ayudará a resolver cualquier problema que tenga con una actualización de Windows problemática.

Recuerde que si su PC tiene problemas, no siempre es un problema de software: asegúrese de que el hardware y los periféricos de su PC funcionan correctamente. Por ejemplo, si tienes problemas con el teclado, hay algunos trucos comunes que puedes probar para solucionar el problema. Lo mismo ocurre si el problema está localizado en una sola tecla, como una tecla de Windows rota.

Acerca del Autor

Andrea Alvarado

Andrea es redactora de MentePrincipiante y redactora otros blogs de la misma temática. Edita artículos, gestiona la programación diaria del sitio y colabora con el personal de redacción para mantener y mejorar la calidad del contenido. Se unió a nuestro equipo en 2020.

1 Comentario

Clic Aqui para Publicar un Comentario